SUSAN HAARMAN | 30 de marzo de 2020 

English

[Nota del editor: el Examen Ignaciano es un método tradicional de oración: una forma breve y fácil para reflexionar sobre su día y ser más consciente de los momentos de gracia y las oportunidades de crecimiento. En tiempos de incertidumbre y cambios rápidos, como este periodo de aislamiento provocado por las instrucciones de cuarentena y refugio debidas al COVID-19, resulta esencial tomarse un tiempo para reflexionar. Este examen está adaptado para servir como guía para su oración y reflexión a la luz de estas realidades nuevas y en constante evolución.]

Tómese un momento para instalarse. Respire profundamente. Póngase cómodo. Como una roca que se asienta en el fondo de un lago después de que la arrojan, acomódese.

1. Reconozca cómo se siente en este momento. ¿Está inquieto y angustiado? No sienta que tiene que silenciar eso para rezar. Reconózcalo. ¿Se siente deprimido o aletargado? No pasa nada si incluso hacer esta breve oración exige mucha energía. Dios quiere estar presente en todos los aspectos de nuestras vidas, no solo en los momentos fáciles o sosegados.

2. Pida luz y entendimiento mientras se prepara para repasar su día. Para algunos, esa luz puede presentarse en forma de un sentimiento de lo Divino. Para otros, es desde un profundo sentimiento de su verdadero ser. Pida la capacidad de prestar atención a las cosas que puede haber observado.

Un Examen para aquellos que se encuentra en cuarentena o refugio en el lugar

3. Tómese un momento para pensar en la experiencia de la cuarentena o el refugio en el lugar. Especialmente piense en dónde está físicamente. Aunque su movilidad se vea limitada y su hogar se convierta en un sitio en el que debe estar, pregúntese qué es lo que agradece de este lugar y de este periodo. Quizás sea el tiempo adicional que pasa con sus seres queridos. Quizás es simplemente la gratitud por tener un hogar donde refugiarse. ¿Qué o quién hace que se sienta agradecido de estar exactamente donde está en este momento? Déjese sumergir en ese sentimiento de gratitud antes de seguir adelante.

quarantine examen

4. La experiencia de tener nuestra movilidad restringida a menudo puede ayudarnos a ser conscientes de ello y de lo que significa para nuestras vidas. ¿De qué manera puede profundizar en su interior o en sus relaciones, aunque no pueda salir al exterior? ¿Se pone en contacto con los demás de forma electrónica? ¿Hay pasatiempos que le gustan o que le suponen un reto en los que ha podido pasar más tiempo? ¿Ha disfrutado de nuevas oportunidades de desarrollar su creatividad, aunque sea en pequeñas dosis?

5. En todo el mundo, hay otras personas que están pasando por algo similar a lo nuestro en este momento. ¿Existe una oportunidad de sentirse solidario con otros que tal vez tengan que refugiarse en algún lugar o no puedan salir de donde están? Las restricciones a la libertad de movimiento es algo que sufrían algunos grupos de personas antes del COVID-19. ¿Esto le invita a ser más consciente de las experiencias de los ancianos confinados en casa, los refugiados y las personas con discapacidades?

6. Tanto si se refugia en un lugar con otras personas como si esta solo, ¿cómo ha sentido a Dios en los demás? ¿Ha sido la gracia en los pequeños gestos, el compañerismo o el aprender algo nuevo de tanto tiempo que han pasado juntos o platicando? ¿En qué aspectos ha sido difícil ver a Dios en los demás? ¿Cuándo se ha sentido frustrado o ha deseado tener más tiempo para usted mismo? ¿Cuándo se ha sentido solo o aislado, aunque se encuentre físicamente con otras personas?

7. Observe las emociones que siente cuando piensa en estos momentos sin juzgarse o analizarse demasiado. Simplemente reconózcalas, preste atención y escuche lo que Dios pueda estar diciendo.

8. Al pensar en las maneras en que siente este cambio en nuestra libertad de movimiento, elija un momento de esta experiencia que le parezca importante, significativo o que se manifieste con mayor fuerza. Haga una pausa y reflexione sobre dónde se le invita a crecer a partir de ese momento. Si es una persona de fe, tómese un momento para rezar con ella.

9. Dios nos dotó de una creatividad e imaginación ilimitadas. Incluso en este tiempo de separación y movimientos restringidos, ¿cuál es la manera de sentir el movimiento, bien sea a través de la actividad física, de una conciencia más profunda de uno mismo y de los demás o mediante el uso de la tecnología para forjar vínculos?

Respire profundamente y tómese un momento de tranquilidad. Cuando esté listo, regrese a su día.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *