17 de abril de 2020 | English

En una declaración de hoy dirigida dirigida a los representantes del Congreso en los EE.UU, Faith in Action y Hope Border Institute se han unido con organizaciones de base y religiosas de México y América Central, para exigir protecciones urgentes para los migrantes en toda la región durante la pandemia del Covid-19.

Faith in Action es la red de organizaciones de base e inspiradas en la fe, más grande de los EE.UU, y trabaja en América Central a través de Faith in Action International. Hope Border Institute, con sede en El Paso, Texas, es una organización que trabaja por la justicia y para profundizar la solidaridad en la frontera entre Estados Unidos y México, tanto, a través de un programa de investigación y trabajo de políticas, como el desarrollo de liderazgo y acción.

La coalición que exige protección para los migrantes, incluye a Catholic Relief Services, Mons. Mark J. Seitz de la Diócesis de El Paso; La 72 (MEX); Hogar – Refugio para Personas Migrantes (MEX); Organización Fraternal Negra Hondureña (Honduras); Justicia, Paz e Integridad de la Creación / Honduras; Centinelas por la Dignificación del Estado (Guatemala); Comunidades de Fe Organizadas en Acción (El Salvador); Red de Acción Congregacional (Washington, DC); y CAFé de Nuevo México.

La declaración ha sido firmada por varios líderes religiosos, entre ellos el Cardenal Joseph Tobin de la Arquidiócesis de Newark, y el Cardenal Álvaro Ramazzini de la Diócesis de Huehuetenango en Guatemala, y Ignatian Solidarity Network / La Red de Solidaridad Ignaciana, así como numerosas organizaciones que promueven los derechos de los migrantes.

‘En su carta de Pascua a los Movimientos Populares en todo el mundo, el Papa Francisco lamentó que la pandemia haya puesto al descubierto las desigualdades arraigadas en nuestros sistemas políticos y sociales. Como siempre, aquellos que viven en los márgenes de nuestras sociedades están sintiendo el impacto más severo, ninguno más que los migrantes en este momento. Sólo tendremos éxito en esta lucha contra el Covid-19 en la medida en que actuemos solidariamente con los más vulnerables,’ dijo el obispo Mark J. Seitz.

[Hope Border Institute/Facebook]

La coalición insta a los líderes mundiales a centrarse en cinco pasos clave para proteger a los migrantes en este momento de la pandemia del Covid-19:

  • La liberación inmediata de todas las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo, que se encuentran en centros de detención migratoria.

  • Los gobiernos deben respaldar la prevención y atención médica en albergues de refugiados, casas de migrantes y centros de detención

  • Proporcionar a los migrantes y refugiados acceso equitativo a la prevención, pruebas, tratamiento y apoyo médico y de subsistencia durante la emergencia.

  • Proteger a las personas migrantes y solicitantes de asilo mediante excepciones a las prohibiciones de viaje, mediante el uso de los debidos protocolos de protección estipulados por la OMS.

  • Realizar inversiones inmediatas y de gran escala en los sistemas de salud pública, el desarrollo de oportunidades de acceso a empleos y apoyos para la alimentación y educación de las familias más vulnerables

‘La gente está muriendo y nuestras comunidades están en riesgo porque nuestros gobiernos les están dando la espalda a los migrantes y refugiados,’ dijo Omar Ángel Pérez, Director de la Congregation Action Network. ‘Estas prioridades son críticas para proteger y apoyar a los migrantes y refugiados, dentro de las fases de respuesta y recuperación de esta pandemia’.

‘Como organizaciones de base y religiosas y líderes religiosos de América Central, México y Estados Unidos, nos solidarizamos con los migrantes e instamos a nuestros líderes gubernamentales a que tomen medidas inmediatas para abordar esta crisis.’

‘La Administración Trump tiene la responsabilidad particular de liderar una respuesta humanitaria, restaurar los derechos de los solicitantes de asilo y dirigir la ayuda de manera rápida y eficiente en toda la región para empoderar a las comunidades locales con el fin de superar esta crisis. Tenemos la oportunidad de tomar la iniciativa ahora, para abordar el cóctel de violencia, pobreza, cambio climático y corrupción que impulsa la migración, que sólo se ve exacerbada por esta crisis actual,’ agregó Dylan Corbett, director ejecutivo del Hope Border Institute.

‘Ante la pandemia, los gobiernos deben proteger y brindar mecanismos de atención a todas las personas, cualquiera que sea su estatus migratorio. Los más frágiles deben de ser cobijados por los gobiernos de manera prioritaria, en cualquier lugar donde se encuentren,’ agregó Cecilia Suárez, quien dirige los esfuerzos de Catholic Relief Services en México.

Ramón Márquez Vega, quien dirige La 72, un refugio para migrantes en el sur de México cerca de la frontera con Guatemala, está profundamente preocupado por los acontecimientos recientes. Las autoridades mexicanas están transportando a migrantes centroamericanos desde otras partes del país, a refugios a lo largo de la frontera y alentandolos a cruzar a Guatemala. ‘Todo esto sin protocolo ni atención médica ante la pandemia. La situación es muy caótica y está exponiendo a los migrantes y a nuestros equipos a un gran riesgo de contraer el virus’.

En Guatemala, Brenda Peralta Arias, de Centinelas por la Dignificación del Estado, informa que la falta de una respuesta regional coordinada y la continua represión contra migrantes ‘está poniendo en riesgo a los migrantes deportados a nuestro país y a nuestras comunidades. Los vuelos diarios desde Estados Unidos de solicitantes de asilo a Guatemala sin protocolos básicos están exacerbando el contagio aquí y poniendo en peligro la salud y el bienestar de todos. Esto es inhumano, inseguro e inaceptable’.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *