DE JOSÉ ARNULFO CABRERA | 13 de noviembre, 2020

in English

Estaba en una videollamada en FaceTime con mi hermana menor, Karina, cuando recibí un mensaje de texto de mi pareja.

“¡MSNBC LO ANUNCIÓ!!!”

Paralizado por la sorpresa, me quedé viendo el mensaje. No podía creerle, y al mismo tiempo le creí totalmente. Me pasé haciendo las cuentas toda la semana una y otra vez sabiendo que Biden tenía una clara victoria después de ganar Míchigan y Wisconsin. Me mantuve pegado a CNN, The New York Times, el Washington Post y a la búsqueda en Google de “resultados de las elecciones en los Estados Unidos”. No había dormido en tres noches hasta la noche del viernes cuando mi cuerpo cedió y me desvanecí en cuanto mi cara tocó el cojín del sofá.

a new administration

Busqué desesperadamente varias confirmaciones en el teléfono. Era cierto. Le grité a Karina, que todavía estaba en FaceTime. “¡Trump perdió!”. Colgué y me senté en el piso de la sala, sobrecargado de emociones. ¿Realmente se había acabado su reinado? ¿Podría realmente dejar de vivir en mis pesadillas? ¿Estoy seguro ahora? ¿Mi familia y mi comunidad están seguras ahora? Por los últimos cuatro años nosotros, los inmigrantes, y especialmente los inmigrantes negros y morenos hemos vivido con un miedo extremo a una administración antiinmigrante, racista y mentirosa. A través de políticas como Permanecer en México, Veto Islámico, Carga Pública, incrementos al presupuesto de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) y del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), separaciones de familias (en detenciones y familias de estado mixto), un mayor número de muertes en las detenciones y en la frontera, acabar con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) y el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y tantas cosas más, hemos sentido el peso de esta administración opresiva. Para mí, parece que toda mi carrera profesional como coordinador ha sido trabajando en la defensa contra la administración de Trump.

Entre más se hundía el final de la administración de Trump, más lloraba. Algo dentro de mí me permitió sacar todo. Dejar salir todo el dolor del que fui testigo que sufrió mi comunidad de indocumentados, todo el dolor que he soportado. Todas las emociones que he guardado dentro de mí. Todo el trauma que tengo. Grité tanto y tan fuerte que me dolió la garganta todo el día.

No creo que la administración de Biden será la gracia salvadora de los inmigrantes negros y morenos. Personalmente, no estaba feliz por la boleta Biden-Harris, pero no tenía opción, ni puedo elegir. En 2008, mi mamá y yo nos alegramos mucho por la administración de Obama y su promesa de darnos una reforma migratoria. Incluso mis hermanas pequeñas, de 8 y 6 años en ese momento, pasaban la tarde recorriendo casas con un amigo de la familia y diciendo a la gente que Obama se aseguraría de que su familia no se separara. Más tarde, la administración de Trump pondría la máquina de deportación de Obama a trabajar al máximo, y bajo la administración de Trump, el mundo vio a niños en jaulas, una práctica que los defensores de la inmigración vieron durante los años de Obama.

Sin embargo, diré que por todo lo que he visto en el plan de la administración de Biden sobre la inmigración en sus primeros 100 días, estoy bastante contento y, para ser sincero, no estoy seguro si estos planes reflejan un verdadero avance en la inmigración o es que la política migratoria de la administración de Trump fue tan escalofriante. Creo que es lo segundo.

Mientras nos preparamos para la nueva administración, me temo que cada vez más gente se hará de la vista gorda si vemos injusticias en esta administración. Temo que la gente se contente porque esta no es la administración de Trump o no es el viejo Partido Republicano. Siempre debemos trabajar por la justicia, sin importar la administración. Nuestro sistema de inmigración ha cambiado tan drásticamente que sentiremos los efectos de la administración de Trump aún después de la administración de Biden. Tenemos mucho trabajo por delante, lo necesitamos más que nunca.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *