POR CECILIA GONZÁLEZ-ANDRIEU, PH.D. | 4 de abril de 2021
Lecturas de Hoy
English Reflection

Quiero cubrirme los ojos, no quiero ver tanta muerte que nos persigue hoy por el mundo.  Tantos seres que no volverán a estar con nosotros, aunque tengamos mucha fe.  ¿Cuál es el significado de la Resurrección en un momento tan saturado de dolor?

Si miramos hacia la Resurrección desde nuestro momento, cambiamos de perspectiva.  En vez de pensar en la tumba vacía, vemos que lo que nos atrae es el modo de vida de Jesús. Esta vida bien vivida es el énfasis que revela Dios en el acto de dar vida donde hubo muerte.  Dios entra en la historia y nos dice “este joven Jesús vivió como quiero que vivas.  Este Jesús que comparte tu carne y tus dudas, que conoce el miedo y el cansancio, quien pudiera haberse dado por vencido, pero no lo hizo.  Este Jesús, tu hermano, vivió como yo sueño que sea tu vida.”  Sus amigos comprendieron esto y así cambiaron la historia de la humanidad.

Domingo de Pascua: Una vida bien vivida

[Martires, Maximino Cerezo Barredo, C.M.F (arte de cerámica por Salvador Hernandez, 2003); La Placita Church, Olvera Street, Los Angeles. Foto: Andrés Andrieu]

La Resurrección de Jesús queda mas allá de nosotros, pero no su vida. Dios lleno al cosmos de amor contra la muerte como testamento de todo lo que Jesús había vivido.  La vida de Jesús nos demuestra el regalo que es nuestro deber utilizar para construir el bien, buscar la verdad y llenar el mundo de belleza y abundancia.  Jesús pasó su corta vida soñando este sueño.

El sueño de Dios, que pinta galaxias mientras llora por la muerte de un pequeñito gorrión. La visión de Dios que engendra y añora, que nos llama por medio de una vida muy singular. La Resurrección de Jesús no es el fin, la Resurrección es una celebración de su vida.  Jesús quien cura a los enfermos es resucitado.  Jesús quien construye paz es resucitado.  Jesús quien grita en el Templo enfrentado a la injusticia es resucitado.  ¡Jesús quien es solidario con los mas débiles, aunque le cueste la vida, es resucitado!

La vida: corta, insegura, real, necesita que hagamos que cada día cuente, porque solo juntos podemos construir el sueño de Dios.  Hoy nos levantamos sabiendo que podemos seguir adelante porque es Dios quien nos apoya y nos guía.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *